Juanma Moreno, en los Desayunos de TVE: “Vamos abriendo el paso a la alternancia”

  • Cree que Díaz intentará de nuevo el asalto a la Secretaría General del PSOE
  • Denuncia que dos años de vacío de gobierno en la Junta han provocado que Andalucía crezca a un ritmo menor que otras comunidades
  • Critica la “deriva” y los “bandazos” de Pedro Sánchez

El presidente del PP Andaluz, Juanma Moreno, ha asegurado este martes que el partido está trabajando para “dar la batalla” en las próximas citas electorales en la comunidad, y se ha mostrado convencido de que el PP “está abriendo el paso a la alternancia política” en la comunidad, lo que supondría “el fin del ciclo socialista en Andalucía” y la llegada de una “nueva era política” con un partido “centrado” en la Junta, como el PP andaluz.

En el transcurso de una entrevista en el programa ‘Los desayunos’, de TVE, dijo que la “maquinaria electoral” que el socialismo ha creado durante casi cuatro décadas en la comunidad “ha regado y repartido recursos” creando una “red clientelar”; pero que cada vez son más los andaluces que piensan que ya es hora de la alternancia política en Andalucía “por higiene democrática”.

Subrayó que una vez pasado el ecuador de la legislatura de Susana Díaz, tras “dos años de vacío absoluto de gobierno”, Díaz está demostrando que “le aburre la gestión”. A su juicio, esta situación ha tenido efectos muy negativos en el ámbito sanitario, social y educativo, punto en el que recordó las movilizaciones de distintos colectivos contra las políticas de la Junta; pero también en la gestión económica “porque Andalucía crece a menor ritmo que el resto de España y se descuelga de los vientos de recuperación económica” que han propiciado las reformas del gobierno de Mariano Rajoy.

Criticó que la presidenta de la Junta haya “utilizado” la comunidad “primero como trampolín y luego como cuartel de invierno” después de perder las primarias de su partido, y se mostró convencido de que en un futuro Díaz “va a esperar otra derrota de Sánchez para volver a intentar el asalto a la Secretaría General del PSOE”.

No obstante, dijo que descarta un adelanto electoral en la comunidad, ya que Díaz “no está en condiciones” de planteárselo ante la situación de “empate” electoral entre el PSOE y el PP en Andalucía, y porque ahora está centrada en una “operación de lavado de cara” para dar una imagen de presidenta “a pie de obra”.

Mientras tanto, afirmó, los andaluces sufren una situación de “agravio” respecto a otra comunidades, provocado por el propio gobierno autonómico de Susana Díaz que, recordó, “ha dejado de gastar 10.000 millones de presupuesto sin ejecutar desde que es presidenta de la Junta” y “ha sido incapaz de gestionar en los últimos años decenas de miles de millones de euros de fondos europeos para converger”, lo que “nos ha alejado de la media española”.

Sobre el modelo de financiación autonómica, recordó que el actual modelo, cuya reforma se debate en un grupo de trabajo entre todas las comunidades autónomas acordado en la anterior Conferencia de Presidentes, “es fruto del acuerdo del PSOE y de ERC” durante la Presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero. “Me sorprende que el PSOE sea tan crítico en Andalucía con un modelo de financiación que ellos aprobaron, aplaudieron y definieron como uno de los mejores modelos para las comunidades autónomas”.

Se mostró preocupado por la “deriva” del PSOE a nivel nacional “que de ser un partido tradicionalmente constitucionalista y moderado ha pasado a ser un partido morado”, y está enzarzado en una “competencia electoral” con Podemos, lo que ha provocado, a su juicio, “bandazos” sobre el acuerdo comercial con Canadá, el modelo territorial de España y las reformas que hizo el PSOE en el gobierno. “Esa deriva de Sánchez es mala para el PSOE pero sobre todo es negativa para España”, concluyó.