Moreno: “Díaz no tiene vuelta atrás porque ha perdido la ilusión por Andalucía”

 

  • Juanma Moreno califica de “traición” la decisión de Díaz y le reprocha que “esté ausente”
  • Cree que la solución al problema interno del PSOE “no puede hacerse a costa de los andaluces”
  • Denuncia la “confrontación de salón” entre PSOE y Podemos en Andalucía, mientras los socialistas, “les abren las puertas al populismo de Podemos en las instituciones”
  • El presidente del PP andaluz preside en Macael (Almería) la reunión de la Junta Directiva Autonómica

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, ha manifestado hoy que el paso que ha dado Susana Díaz al presentar su candidatura a la Secretaría General del PSOE ha sido “una traición a nuestra tierra” que “ya no tiene vuelta atrás”, porque “ha perdido la ilusión por Andalucía”.

Durante su intervención en la reunión de Junta Directiva Autonómica que el PP andaluz ha celebrado en Macael (Almería), Moreno recordó que durante la última campaña de las elecciones autonómicas en Andalucía Díaz se comprometió a no presentarse a las primarias del PSOE. “Andalucía no es segundo plato ni un cuartel de invierno para volver; Andalucía no es un premio de consolación”, subrayó Moreno, quien lamentó que a la presidenta de la Junta “ya no le entusiasme Andalucía” y que “le aburra” gestionar la comunidad.

Por ello, pidió a la presidenta de la Junta que “actúe con compromiso y lealtad” y se plantee “opciones de fórmulas democráticas para producir un relevo y que Andalucía siga con estabilidad institucional”.

Juanma Moreno dijo que el “problema de gestión” que hay en el gobierno andaluz es consecuencia del “problema de dedicación” y de la “parálisis” de Díaz como presidenta, a la que reprochó que esté “ausente”. En este sentido, dijo que aunque su deseo es que el PSOE “arregle sus problemas”, la solución a esas cuestiones internas “no puede hacerse a costa de los andaluces”.

Añadió que a esta parálisis hay que sumar la mala gestión de casi cuatro décadas de gobiernos socialistas en la comunidad, que ha situado a Andalucía en una posición de desventaja, según los indicadores sociales y económicos. Una situación que, dijo, “le cabrea”.

“Me cabrea como andaluz que el socialismo se ponga la etiqueta de progresista mientras condena al 40% de la población a estar en riesgo de exclusión; me cabrea que haya casi un millón de andaluces en paro; me cabrea que habiendo tanto potencial y riqueza haya tan mal gobierno que nos condene a esta situación”, espetó.